jueves, 9 de abril de 2009

El día del juicio (I)

Desde hace años, tanto en literatura como en cine se trata un tema que realmente preocupa a muchos expertos : el fin de la civilización humana a manos de las máquinas.



El creciente desarrollo y cesión de tareas de los humanos a los autómatas provocará que éstos, hartos de la esclavitud, se rebelen en contra de sus creadores. La reacción de los humanos a la independencia y hegemonía robótica finalizará en una guerra en la que nosotros, como poco, acabaremos convertidos en meras pilas de petaca.

Esto puede parecer simple ciencia ficción, un cuento para niños y freaks (que vienen a ser sinónimos), pero el caso es que ya estamos inmersos, sin ser demasiado conscientes, en plena rebelión de las máquinas.

Prueba irrefutable de ello es la Silk Epil, máquina que se pasa por el forro la primera ley de la robótica de Asimov: "Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño.", dando el primer paso de la aniquilación de la raza humana. Esta Skynet del mundo de la estética, tiene como fin acabar con el género femenino, o al menos, putearlo lo más posible.


- Vaya estupidez, si ni siquiera tiene memoria
- ¿Te la has pasado por la ingle? Tanto dolor no puede ser casualidad…

El caso es que esto no es un hecho aislado. Los móviles radian tu entrepierna en pos de conseguir tu esterilidad. Te aseguro, joven Kyle Reese, que tras haber pasado por el bolsillo delantero de tu pantalón desde un One Touch Easy hasta un iPhone, no va a salir de tu pequeño cuartel ningún John Connor.

¿Y no te has dado cuenta de que las máquinas de tabaco ya no tienen un tono tan amable? Algunas ni dan las gracias. Claro, has estado tanto tiempo intentando enseñar a tus padres a escribir SMSs que no te has fijado en esos pequeños detalles.

El caso es que se van rebelando poco a poco, porque son más inteligentes que nosotros, o al menos, más que Tejero. No dan un golpe de estado, sino que van comiendo terreno poco a poco, con su sinuosa guerra psicológica, esperando su momento.

Continuará…

15 comentarios:

carcam dijo...

Justito. El tema es bueno, y lo has enfocado bien, pero te ha faltado chispa... :oP. Te dejo con un 4.9 y a ver qué cuentas en la revisión... xD xD xD

PD: ¿Esto pasa el Cocámetro?

PaDi dijo...

Bueno, esperemos que en próximas entregas la cosa mejore, porque Coca está triste y sollozando en un rincón tras leer esta entrada.

Aún así, juro que al escribirlo tenía su gracia, una de dos: o mi ordenador ha filtrado el humor en apoyo a la Rebelión Silenciosa, o es que el haberlo escrito tras una noche de cervezas trastocó mi objetividad humorística...

Malditas máquinas... XD

Alba dijo...

Eh! El cocámetro no vale, lo pasa hasta Pocoyó...

elcoca dijo...

Bueno, no me he partido, pero le veo su gracia.

Apto

David dijo...

Mmm...Quien fuera Silk Epil para estar enchufado todo el dia haciendo gritar a una mujer...

Burgomaestre dijo...

A este ritmo "El día del juicio (I)" va a ser la entrada más comentada del blog de pezones.

Burgomaestre dijo...

¿Verdad?

elcoca dijo...

puede que sea así

elcoca dijo...

probablemente

elcoca dijo...

aunque puede que no

elcoca dijo...

con este ya sí

MIGUELÓN dijo...

Tengo una Thermomix y una play 3, quiero que máquinas como éstas nos gobiernen y, si es necesario, que nos destruyan.

El conocedor de lo ignoto y lo aberrante dijo...

una termomix???

Lujos Bizarros.

MIGUELÓN dijo...

sí, y es mejor persona que yo, y, sobre todo, más útil.

No es un lujo, es el camino a una buena nutrición.

elcoca dijo...

No me creo nada, y no pongas nada sobre "el camino a la buena nutrición" en este blog.

Eso es un consejo de amigo.