domingo, 14 de junio de 2009

¡Tócate los cojones, Mariloles!

Estamos hartos de ver, en series de ficción, la típica y clásica situación en la que el zoquete de turno (llámalo Slater, Dylan o Eddie Winslow) tiene un examen importante y trascendente en su vida y, por h o por b, le queda muy poco tiempo para preparárselo. Entonces, el empollón de turno (Urkel, Brenda o Screech) se ofrece, siempre en tiempo de descuento, a ayudarle en la preparación de la prueba, la cual, por supuesto acaba superando con éxito.

Pero esto no sólo ocurre en series extranjeras, sino que el otro día, en una serie de producción nacional, el tonto ex-drogadicto del barrio obrero se sacó, en tan sólo cuatro días, unas oposiciones a funcionario del estado.
¡Tócate los cojones, Mariloles!

Pues bien, en éstas me encuentro yo, un estudiante cualquiera de a pie, ni hispano forzudo ni superdotado homosexual amante de la lírica, enfrentándome a cualquiera de los exámenes que tengo, tras un curso de asistencias a clases y prácticas, preparándomelo exclusivamente en unos 10 días, echando entre 8 y 10 horas netas de estudio diario, acostándome cuando se despiertan los panaderos, malcomiendo altas dosis de azúcares y grasas, bebiendo Cocacola para mantenerme despejado, tomando dolalgiales para los dolores de cabeza y espalda y saliendo una vez al día para poder mirar lejos y descansar mi turbada vista y de paso que me dé algo de sol. Por supuesto que también he pasado por el típico resfriado de exámenes...

Y todo, para acabar peleando por un triste cinco.

Lo dicho, ¡tócate los cojones, Mariloles!

4 comentarios:

carcam dijo...

¡Qué grandes las películas de Marisol!

MIGUELÓN dijo...

Por eso son series de ficción, es pura ficción, en la realidad Urkel no se lía con Laura y no aprobamos examenes en tiempo record.

Además Slater hacía un dos por uno, la de showgirls le enseñaba mates en una noche , aprobaba, y además entre tema y tema, se la pillaba.

Ficción, todo ficción...

Pandi dijo...

Amén!

Malagueña Salerosa dijo...

Cómo los odio!
Siempre se salen con la suya en esas series, se ve que el Karma es ficción el la tele, pues aunque seas un malo maloso, siempre acabarás saliéndote con la tuya.
Ánimos con los exámenes.