martes, 30 de septiembre de 2008

Anexo o el porqué de mis cosas

No soy muy dado a esto de escribir en un blog,contando mi vida o cosas graciosas que me han pasado. En la vida no te pasan cosas graciosas, siempre le pasan a otro, y tú cuentas esas historias muchas veces asimilando que tú eres la persona a la que le ha pasado eso. Si cuentas la historia a gente que no la conoce, no pasa nada, pero si la cuentas ante gente que sí la conoce (la historia real, se entiende), empiezas a cuestionarte qué parte de la verdad saben, y qué parte no... ¿A que no tiene sentido? No, no lo tiene.

Al fin y al cabo, la vida es un fluir continuo de situaciones vergonzosas anexas unas a otras por periodos en los que no te pasa absolutamente nada. La vida debería ser justa, y ahorrarnos esos periodos en los que no pasa nada. Pensadlo: ¿no os gustaría pasar todos los momentos humillantes de un tirón y luego pasar inadvertido? Seguro que alguna vez os ha pasado eso. A mí me pasa cada vez que me subo a un escenario a "hacer teatro" (y lo entrecomillo por el eufemismo). Me gustaría que ese momento vergonzoso hubiera pasado hace mucho, y simplemente estuviera encima del escenario pasando inadvertido. Pero luego hablo (o escupo palabras, según se mire), y hay alguien que se ríe, o te grita: "¡guapo!", a lo que uno suele responder: "¡gracias mamá!" (David Lozano dixit), y empiezas a pensar que a lo mejor no es tan ridículo que estés allí encima. A lo mejor hay alguien que cree que lo que haces es gracioso. A lo mejor tus 3 meses de ensayo...bueno, tus 2 días de ensayo han merecido la pena porque hay una persona que se ríe ante algo que has dicho. Y en ese momento ya no piensas (ya no pienso) que estar ahí arriba es un error. Ver reir a unos desconocidos puede llenar de orgullo a mucha gente. Ver reir a tus padres, a tus amigos, no tiene precio. Así dan ganas de subir a un escenario a pasar miedo, a sentirte ridículo, extraño, avergonzado. Así me siento yo cada vez que me subo a un escenario: paso miedo, vergüenza. No por hacer más cosas dejas de tener miedo. Simplemente lo controlas.

Y mira que hemos hecho cosas juntos. La primera vez que me subí a un escenario a actuar aparecía yo solo, delante de 1000 personas. Tenía que haber un "becario" (David Lozano) a mi lado, y empezaba el sketch. Pero el becario no estaba. Se estaba cambiando. No le daba tiempo. Y yo estaba allí, delante, solo, acojonado, sudando, pasándolo muy mal. Tenía que decir algo, no podía estar un minuto sólo, mirando al vacío, mientras venía. O me hundía o salía a flote. Y empecé a improvisar. "¿Dónde está mi esclavo? ¿Dónde está mi esclavo?" Y en ese momento salió el becario, y la gente lo entendió (o quizás no), y empezó a reirse. Y yo pude volver a respirar. Y el sketch del siete siguió su curso.

Cada vez que recuerdo eso siento pánico y alegría, dos sentimientos contradictorios. Pero el que haya estado en la misma situación lo entenderá. Ya tengo algunos tiros pegados. Y no me considero mejor que el primer día. Pero sí me lo paso mejor que el primer día. Es un placer actuar junto a 4 "pedaso de pesoneh".

El día que esté en un grupo de amigos en los que se esté contando una historia en la que yo aparezca, y el otro se autoproclame protagonista de mi historia, simplemente sonreiré. Si se da cuenta de que sé que lo está diciendo es mentira, sonreiré más. Al fin y al cabo, ¿qué honor más grande hay que un amigo te homenajee contando una historia que es tuya en primera persona? Luego, cuando termine, quizás, me acerque y le diga al oido que esa historia es mía. Porque cada uno tiene sus historias, ¿verdad? Y cada uno debe decidir qué momentos vergonzosos debe explicar de su vida, y cuales dejar en el anonimato...

4 comentarios:

elcoca dijo...

ohhhhh

ryderart dijo...

he tenido el placer de verte actuar (sin comillas) varias veces, y solo confirmar que eres un peasso de actor, y que consigues sacar unas buenas risas de cada uno de nosotros, así que adelante.

Burgomaestre dijo...

Monty... ¿no te estarás muriendo, no?

Cristina Villegas dijo...

pues yo siempre me rio de ti! digo contigo!! ;)